La Justicia rebajó de $4 millones a $40 mil la fianza a los hermanos Schoklender.
Imagen de Equipo Editor
Tagged:  •    •    •    •    •    •  


Lo dispuso la Sala l de la Cámara Federal. El Juez Oyarbide había establecido el monto original. También redujo la caución a Alejandro Gotkin. Hoy se harían efectivas las excarcelaciones.

La Cámara Federal porteña redujo el monto de la caución que se había fijado para los hermanos Sergio y Pablo Schoklender a 40.000 pesos, una cifra mucho menor a los 4 millones de pesos que había impuesto el Juez, Norberto Oyarbide, en el marco de la causa por el supuesto desvío de fondos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo.

También redujo el monto de la fianza fijada al Contador, Alejandro Gotkin, de 2 millones a 40.000 pesos, según confirmaron fuentes judiciales a Infobae.com.

La Sala I de la Cámara sostuvo que el Juez Oyarbide no se centró en la composición actual de la fortuna de los acusados a la hora de imponer las cauciones y que el monto fijado por el magistrado fue, en definitiva, una forma de "denegar" el derecho de libertad impuesto por el Tribunal de alzada.

Sobre Schoklender, la Cámara sostuvo que “corresponde atender a su genuina situación pecuniaria –actual y efectiva, en la que no sólo cabe señalar los bienes que la constituyen, como se intentó perfilar en la resolución, sino, además, recordar las restricciones que la afectan”.

Los voceros consultados indicaron que los defensores de los acusados ya se encuentran realizando todos los trámites relacionados con el depósito de la fianza para que los Schoklender y Gotkin recuperen su libertad en las próximas horas desde el penal de Ezeiza, donde están alojados.

Días atrás, la misma sala, en fallo dividido, ordenó la inmediata libertad de los acusados, en una resolución con el voto de dos camaristas, Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, mientras que en disidencia votó Eduardo Farah.

Para Freiler y Ballestero, la medida restrictiva de la libertad se da en casos en que hay riesgo de entorpecimiento de la investigación o peligro de fuga, lo que sí ocurre en el caso de Sergio Schoklender, para los Jueces.

Para los camaristas, desde el inicio de la investigación Schoklender ha estado en libertad y se han realizado en ese período de más de un año "innumerables medidas de prueba", resguardándose la documentación de la causa.

"No se verifican riesgos procesales", en caso de que se le otorgue la excarcelación, sostuvieron al conceder la inmediata libertad a Schoklender, acusado de ser el jefe de una organización ilícita, según consta en el expediente.

En disidencia votó el camarista Eduardo Farah, quien en coincidencia con Oyarbide, sostuvo que la investigación no se encuentra concluida y que podría recaer una sentencia de cumplimiento efectivo en caso de una eventual condena.

Fuente: Infobae – 06.07.2012