4to. Concurso Internacional Poesía Atiniense - 2013
Imagen de Equipo Editor


Volví a un tiempo a donde jamás creí volver
En donde yo muchas veces he dejado de ser yo,

Imagen de Equipo Editor

Benéfico esplendor, tu inmensa albura

Imagen de Equipo Editor


En las vetas azarosas de tus desiertos
en las aguas incólumes de tus montañas
en la quietud precisa de tus parrales
toda mi sangre te canta

 

Imagen de Equipo Editor


Yo soy mujer y me seduce el verbo
tierno, profundo, verbo eterno
que con pasión y dulzura se conjuga
aunque luego se trueque en amargura

Yo soy hembra y tengo el alma hecha

Imagen de Equipo Editor


Una metamorfosis de sueños infinitos,
Cadenas de luz subconscientes
que deambulan etéreas,
por momentos caminan…
por momentos vuelan.

 

Imagen de Equipo Editor


Soy el mar
que tú has fundado,
una ola,

Imagen de Equipo Editor

Como agua

que escapa

Imagen de Equipo Editor

La noche me recorre
con la punta del dedo,
remonta las colinas
de mis pechos marchitos
y enciende, con un gesto,
tus ojos codiciosos.

Imagen de Equipo Editor

Una vorágine se cita sin acuerdos,

Imagen de Equipo Editor

Voces del pasado,
ubicuas voces del pasado
que alertan la especular red de la memoria.


No las llamé, pero vinieron,
como la luz o la mirada.

Imagen de Equipo Editor


Venía navegando la barca de infortunio
con las perlas vacías de inútiles palabras
venía de nostalgia esencialmente mía

Imagen de Equipo Editor

Me voy arriando silencios

para encontrar un cantar

Imagen de Equipo Editor

Valdrá la pena perseguir la luz

colocar señales que indiquen el abismo

Imagen de Equipo Editor

A ti, que te elevas bello entre los pinos,

dormido bajo un raso de diamantes,

Distribuir contenido