"Una eternidad sin tregua" - de Rafael Castillo Morales - España - Poesía Finalista 2012
Imagen de Equipo Editor

         “Una eternidad sin tregua”

                                                                       
                                                 del poeta 
                                     Rafael Castillo Morales

                                       de Albacete - España

 


No cierres las puertas

al aluvión incontenible de mis mareas.

 

¿Acaso quieres consumir tu fuego

entre gigantescas llamaradas que a nadie queman?

 

Caminas en el desierto de tus únicos pasos.

Abres la boca, para recibir la miel

de tan lejanas estrellas, y se te queda seca.

 

¡Que yo te vuelva a ver tan lozana y contenta

como para perder por ti de nuevo la cabeza!

 

¡Ven conmigo! Quiero escuchar la cadencia de tu voz

cuando susurra, cuando es todo néctar

y resucita, hace temblar,

como la flor recién nacida en primavera.

 

Pretendo dejar de ser yo, de pensar en mí,

de no atropellarme como cuando te buscaba.

 

Mi ser se convertía en noria,

se me borraba el horizonte,

porque tú eras mi único sol

y mi absoluta frontera.

 

Tú disipabas la bruma

y amansabas mis tormentas.

Me sentía todo corazón.

Era un inmenso fluir, me latían los ojos,

la boca, las manos, me vibraban los muslos;

y dentro de mí todo era fuerza,

resonaba la sinfonía del amor.

 

¡Ven conmigo!

Te amaría una eternidad sin darme tregua.

Imagen sólo a título de ilustración